Charla, ¿Hay alternativas a la industria militar?

Miércoles 25 de octubre de 2017

¿Hay alternativas a la industria militar?, es la pregunta que abrirá el debate que tendrá lugar el próximo 4 de noviembre en Cádiz organizado por la Plataforma contra las bases militares y la guerra.

Lugar: Centro Municipal Reina Sofía, Cádiz a las 11:00 horas.

En la primavera de este año saltó a los medios la noticia del contrato de Navantia con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas, el mayor contrato de la historia de esta empresa, 2.000 millones de euros, siete millones de horas de trabajo y 5 años de actividad. Noticia que lógicamente generó alivio y expectativas entre la población de nuestra bahía que padece desde hace tiempo un alto porcentaje de desempleo, pero también la queja de colectivos que denunciamos que se trataba de una venta ilegal por incumplir el Tratado sobre el comercio de armas de la ONU que prohíbe la venta de armas para cometer crímenes internacionales, como es el caso de Arabia Saudí que está utilizando su armamento contra la población civil en Yemen.

Ahora estamos ya en otoño y el contrato sigue sin firma definitiva, ya en abril Antonio Noria, presidente del comité de empresa de Navantia-Puerto Real, advertía, en una entrevista en la SER (http://cadenaser.com/emisora/2017/03/24/radio_cadiz/1490348755_814448.html), que el sector naval gaditano no puede depender solo de la construcción de barcos militares; y mientras tanto la Mesa por el Empleo-Bahía de Cádiz no ha parado de trabajar, han redactado un plan con 123 propuestas de empleo para la comarca y ahora están organizando una movilización que cuenta con nuestro apoyo y esperamos que también con el de toda la ciudadanía.

España ocupa el 7º puesto en exportación de armamento y aspira a ser el 6º con la consolidación de Oriente Medio como un mercado prioritario, contando para ello con el mismo rey como embajador, si hace falta, para aparecer en el ranking de las principales potencias. Así son nuestros políticos, obedientes, sometidos a las leyes y estrategias de un sistema económico incapaz de gestionar los recursos naturales, culturales y tecnológicos para evitar el hambre, las desigualdades, las guerras y el cambio climático. Y siguen empeñados en la fabricación y la compra-venta de armamentos cada vez más inútiles en la resolución de los actuales conflictos, nos gustaría saber si los 87 aviones Eurofighter que han supuesto una inversión de 9.254 millones de euros sirven para mucho más que para exhibirlos en desfiles y festivales aéreos. Parecen no haberse enterado de que ya no estamos en la época de la guerra fría cuando había que armarse hasta los dientes para disuadir al enemigo, sino en la de la guerra caliente y más sutil del terrorismo. Los 51 millones de euros diarios en gastos militares del año pasado, 400 € de la renta anual per cápita, no han evitado el atentado de Barcelona, solo con una parte de esa inversión se habrían generado bastantes horas de trabajo para cubrir necesidades sociales.

La conversión de industria militar hacia el ámbito de producción de bienes civiles no es algo novedoso, se hizo en varios países después de cada una de las guerras mundiales. Somos conscientes de que estamos hablando de un proceso largo que requiere mucho estudio y elaboración de planes que deben implicar al máximo de agentes sociales y políticos: gobierno local, autonómico y estatal, colegios profesionales, sindicatos y colectivos sociales para buscar salidas a estas industrias. Con este debate solo pretendemos que reflexionemos sobre si es posible o simplemente soñamos.


Caravana Abriendo Fronteras en Sevilla

Jueves 13 de julio de 2017

Esta caravana, el año pasado, a Grecia se fue para denunciar la situación de lxs refugiadxs.

Este año se dirige hacia la frontera Sur del Estado español hasta Melilla partiendo de diversas comunidades (ver info) para denunciar la política migratoria y de control de frontera de la UE, con un “Basta Ya” ante la evidencia que las fronteras matan.

JPG - 45.8 KB
fot01

Vamos a recibirla A las 21h ante el parlamento Y en manifestación formaremos parte activa de ella hasta la Alameda donde habrá diversos actos.

JPG - 44.9 KB
foto2

Mujeres de Negro de Andalucía –Sevilla y de Madrid colaboran en esta iniciativa. Y, te esperan para que participemos todas que podamos, ** todas con nuestro sentir de necesidades de alternativas a los dramas generados por las políticas patriarcales de militarización de la relaciones económicas, de los territorios y de las mentalidades por parte de la UE.

Una política patriarcal de militarización basada en el miedo al otro@ , en un poder de decisión sobre la vida de l@s demás, y de exclusión arraigada en valores machista , racista y clasista hacia las y los migrantes, por parte de la UE. **todas juntas para convertir en olas de resistencia nuestros sentimientos de impotencias y de rabia ante tantos sufrimientos y repudios vividos por las y los migrantes Sabemos que no estaremos cada minuto saliendo 24 personas de nuestras casas para unirnos a la manifestación !!! pero sí que sabemos que cada minuto 24 personas o sea unas 34.000 al día ,de diversos lugares de este mundo , se ven obligadas a abandonar su casa, su barrio, su ciudad , su tierra….

JPG - 41.1 KB
foto3

En el continente americano.

244 millones migrantes según datos de la ONU referentes a 2015. El Alto comisariado para los refugiados , ACNUR , contabilizó 65,3 millones de personas en situación de refugiad@ o de solicitante de asilo o de desplazamiento en el interior o exterior de su país.

En 15 años 41% más de migrantes. Y en un año 5 millones más de refugiad@s!

Mujeres de Negro contra la guerra, de Sevilla

Con sus pancartas, sus palabras estará en la manifestación y los actos de la Alameda para denunciar
 . las causas por las cuales el exilio que emprenden millones de personas para salir de situaciones de guerras economicas, climaticas…, y de dominio y saqueo, se transforme en un largo recorrido en un infierno de todo tipo de violencias.

foto4

Unas situaciones de guerras y unos recorridos de exilio que queremos a alta voz desvelar como espejos.


Unas situaciones de guerras y unos recorridos de exilio que queremos a alta voz desvelar como espejos. Espejos donde no caben imágenes de victimas que llaman a la caridad sino profundas miradas de victimas que sujetan una invitación. Una invitación a la solidaridad desde la capacidad de una puesta en cuestión de los auténticos poderes de nuestra civilización llamada del “progreso y de los derechos humanos”. Un título que se otorga y que resulta ser un lema de propaganda de guerra, estos lemas que justifican todas las estrategias de guerra que los poderes dominantes emprenden en sus relaciones con el mundo vivo desde hace más de 500 años… Poderes de violencia extrema que generan violencias....

Te esperamos, nos esperamos para juntarnos y acudir a esta invitación desde los sueños de un mundo tejido por el cuidado, el apoyo mutuo y todas aquellas necesidades que nos nutren de salud, de respeto donde brilla la ausencia de poderes patriarcales militaristas.

Un abrazo Mujeres de Negro contra la guerra.


Recursos de Educación para la Paz para celebrar el Día Escolar de la Noviolencia y la Paz (DENYP)

Viernes 22 de enero de 2016

La R.A.N.A. ofrece aquí a la comunidad educativa enlaces donde encontrar información, sugerencias, talleres prácticos, etc., para celebrar el Día Escolar de la Noviolencia y la Paz (DENYP).

Carta de la Red Antimilitarista Noviolenta de Andalucía a la comunidad educativa con motivo del Día Escolar de la Novilencia y la Paz. Enlace Carta

Material para trabajar: Enlaces DENIP Enlaces 2

El Día Escolar de la No Violencia y la Paz conocido DENYP es una jornada educativa no gubernamental fundada en España en 1964 por el poeta y pacifista mallorquín Llorenç Vidal como punto de partida y de apoyo para una educación no-violenta y pacificadora de carácter permanente y que se practica el 30 de enero de cada año, en el aniversario de la muerte del Mahatma Gandhi. En los países con calendarios escolares propios del hemisferio sur se practica el 30 de marzo o alguno de los días próximos.

El exdirector general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, fue entrevistado por Global Education Magazine, diciendo que «tenemos que ser conscientes de que estamos a tiempo de cambiar una cultura de imposición, del miedo, culturas basadas en la especulación económica de deslocalización de la producción en la guerra, que todavía son capaces de transformarse en una cultura del diálogo, de la reconciliación, de la sociedad en una cultura de la paz».2

Lanza del Vasto, discípulo directo del Mahatma Gandhi y fundador de la Comunidad del Arca, en una entrevista concedida en Sevilla (1976) dijo: “Sea así en todas vuestras escuelas. Estableced un día dedicado a la No-violencia“.

Cuando en 1998 la ONU proclamó el Decenio Internacional para una Cultura de la Paz (2001-2010) el DENIP llevaba ya 36 años practicándose en centros educativos de los distintos niveles de todo el mundo.


Tres activistas kurdas asesinadas por la policía en Turquía

Un tremendo dolor ante el horror de asesinatos belicitas contra mujeres Kurdas
Lunes 4 de enero de 2016

Las guerras territoriales, genocidas, de expansión, de exterminio…. Todas las guerras forman parte esencial de todo poder patriarcal en busca de hegemonía absoluta. El sexismo, la tortura, la violación, el rapto, el asesinato de mujeres, forman parte ellos de sus tácticas de terror para dominar.

Fuentes 1 2

Josefina L. Martínez/Resumen Medio Oriente/La Izquierda Diario, 8 de enero de 2016 –Seve Demir, Pakize Nayır y Fatma Uyar fueron asesinadas por la policía turca este lunes. Continúa la ofensiva militar del régimen asesino de Erdogan contra el pueblo kurdo.

La diputada del Partido Democrático del Pueblo (HDP), Aycan Irmez, describió el asesinato de las tres activistas kurdas, junto con otra persona más aun no identificada, como una ejecución deliberada de las fuerzas represivas de Turquía.

Las tres eran reconocidas activistas políticas kurdas. Seve Demir era integrante del Parlamento por el Partido DBP, Pakize Nayır de la Asamblea del Pueblo de Silopi, y Fatma Uyar activista del Congreso de las mujeres (KJA).

El lunes por la noche fueron asesinadas junto a otra persona en el distrito de Silopi, cuando las fuerzas policiales abrieron fuego intenso durante horas sobre la población en el barrio de Karşıyaka en Silopi.

Miembros del HDP dijeron la policía no solo abrió fuego sobre la población, sino que bloqueó toda posibilidad de escape.

Según la diputada del HDP, Leyla Birlik, recibieron una llamada de parte de una de las víctimas: “Estamos heridos y sangrando, así que sacadnos de aquí”.

“Intentamos llegar hasta donde estaba ella, pero no pudimos. Después llamamos a emergencias, pero ellos tampoco ayudaron.”, aseguró otra testigo.

Aycan Irmez dijo que llamó personalmente al hospital estatal de Silopi, al Ministerio de salud y hasta la Asociación médica, pero que nadie respondió. Oficiales turcos le dijeron que nadie enviaría ambulancias a la zona debido a la “gente armada” que había allí. Desde el HDP denunciaron que el gobierno obstruyó la llegada de una ambulancia, argumentando que había disturbios en la zona.

“Sus caras estaban destrozadas”

Demir, Nayir y Uyar solo pudieron ser reconocidas -una vez que sus cuerpos llegaron al hospital- por su pelo, ya que sus caras estaban destrozadas, explicó Irmez.

“Todo esto sucede con el conocimiento del Estado. Nuestras amigas fueron ejecutadas y torturadas deliberadamente. Esto es una barbarie.”

Ofensiva militar contra el pueblo kurdo

La región de Silopi está bajo toque de queda desde el pasado 14 de diciembre, cuando el Estado turco intensificó su ofensiva militar sobre las regiones kurdas de Turquía.

En un artículo publicado en Izquierda Diario, Baran Serhad y Suphi Toprak, dan cuenta de la dimensión de esta ofensiva, así como la resistencia del pueblo kurdo:

En Farqin, Girge Amo, Nisebin, Cizire, Sur, Kerboran, la juventud kurda ha venido combatiendo en forma militante contra la ofensiva militar por meses. Con tanques, helicópteros de combate y diez mil miembros de fuerzas especiales de la policía y el ejército, el Estado turco ataca brutalmente al pueblo kurdo. Desde el 7 de julio de 2015 -día de elecciones donde el AKP de Erdogan no pudo formar gobierno- el estado de emergencia fue proclamado 54 veces, en 18 ciudades y distritos, por 175 días. En aquellas áreas mayormente afectadas por la guerra, no solo la energía eléctrica y el suministro de agua, sino también las líneas telefónicas y las conexiones de Internet fueron interrumpidas. El Estado turco eligió especialmente a los civiles kurdos como objetivos para debilitar el apoyo al movimiento de resistencia kurdo. Muchas casas fueron requisadas por la fuerza. Las instituciones públicas fueron destruidas. Alrededor de tres mil maestros fueron despedidos y sus escuelas fueron cerradas. Las fuerzas especiales turcas usaron las escuelas como bases militares. Los techos fueron ocupados por francotiradores. Se le ordenó a la gente dejar la región lo más pronto posible, lo que llevó a que decenas de miles huyeran. Cientos de personas, la mayoría de ellos civiles, fueron asesinados durante los últimos meses y el número se incrementa.

El asesinato de las tres activistas kurdas busca intimidar al conjunto de la población kurda y especialmente a la juventud, que es la que está a la vanguardia de la resistencia contra el régimen asesino de Erdogan.

Hace unos días Erdogan reafirmó su idea que no existe como tal “la cuestión kurda” en Turquía, sino tan solo un problema de “terrorismo”.

La UE, mientras se llena de la boca en defensa de la “libertad” y los “derechos humanos”, mantiene un silencio cómplice con los crímenes de Erdogan, aliado clave en la OTAN, y lo recompensa con 3.000 millones de Euros para que contenga a los refugiados sirios en su frontera.

Estos crímenes no deben quedar impunes, el repudio internacional y las movilizaciones en los países europeos en solidaridad con el pueblo kurdo, como la masiva movilización realizada hace unos días en Alemania, tienen que multiplicarse.


Ciclo Enero Noviolento

Domingo 3 de enero de 2016

Vivimos en un mundo violento. Sufrimos las consecuencias sociales y ambientales de un sistema económico capitalista basado en el crecimiento irresponsable. Sufrimos la ley mordaza, las reformas del código penal, las duras políticas de extranjería y fronteras, las respuestas de represión policial contra las protestas sociales… Estas formas de violencia, en el marco de una sociedad además, hetero-patriarcal y en plena crisis sistémica, nos hace desear el cambio hacia una Transición noviolenta. Cada martes de Enero, a partir del día 12 y también la jornada del sábado 30, ponemos la mirada en la violencia que ejerce el sistema y las diferentes alternativas no violentas que existen como protesta o acción contra la desigualdad e injusticia social.

CICLO ABIERTO Y GRATUITO, NECESARIA INSCRIPCIÓN RELLENANDO EL FORMULARIO AQUÍ.

“La violencia que naturalizamos”. Martes 12 de Enero, 19:00-21:00 h. Centro Vecinal del Pumarejo (Sevilla).

Indagación colectiva sobre los privilegios conscientes y no conscientes que oprimen y que se dan en las dinámicas de poder y de la violencia. Facilitan: Andreas Speak (Red Antimilitarista Noviolenta de Andalucía), Jorge Ollero (Federación Enlace), Checho Ferrera Ledesma (Palabra LAB), Paqui Bonachera (Red de Decrecimiento de Sevilla), Patricia Luque (Holonautas: Facilitación de grupos y Resolución de Conflictos).

“La Justicia Restaurativa como alternativa noviolenta al sistema penal actual” Martes 19 de Enero, 19:00-21:00 h. Centro Vecinal del Pumarejo Usando el Teatro Foro, veremos un caso de mediación penal, herramienta que permite que personas que han cometido y sufrido un delito se encuentren para decidir cómo reparar los daños causados​​, tanto a las personas como a las relaciones y al entorno. Facilita: Marta García, mediadora penal en Federación Enlace.

Presentación del libro “Manual para Campañas noviolentas”.Martes 26 de Enero 19:00–21:00 h. Centro Vecinal del Pumarejo. El cambio social no pasa porque sí; es el resultado del trabajo realizado por gente comprometida de todo el mundo que lucha por la justicia y la paz. Su trabajo tiene lugar en grupos o en células de activistas, en debates, en sesiones de entrenamiento, en reflexiones sobre experiencias anteriores, planificando, experimentando y aprendiendo de otras personas. Este manual es una colección de ideas y experiencias, que proceden de lo que la gente ha aprendido usando métodos noviolentos en muchos contextos diferentes. Facilita: Andreas Speck, unx de lxs iniciadorxs de la primera edición y contribuyente a la segunda edición.

Taller de Diseño de Campañas noviolentas. Sábado 30 de Enero, 10:00-14:00 y 16:00-20:00 h. Espacio Garapa. Desde fuera, el cambio social parece caótico, espontáneo u orgánico, acompañado de pocas razones o explicaciones. Pero las cosas no pasan “porque sí”. En realidad, detrás de muchas experiencias de movimientos sociales y cambios exitosas hay activistas con un alto grado de compromiso que vuelcan mucha de su energía en planificar y organizar, en construir poder desde la base, en calcular como ejercer presión para conseguir que tenga lugar el cambio que esperan.

En el taller vamos a explorar como diseñar estrategias y campanas noviolentas, utilizando una variedad de herramientas y dinámicas que nos pueden ayudar. Facilita: Andreas Speck, activista en Campañas noviolentas Te invitamos a traer tu almuerzo para seguir compartiendo al medio día como cierre de este Ciclo.

Más info en: holonautas.surcando@gmail.com

Inscripciones: AQUÍ


Manifiesto: Rechacemos de nuevo la guerra

Difundimos los apoyos al texto con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos
Jueves 10 de diciembre de 2015

Ante los sucesos de París y la guerra permanente del Capital, las organizaciones sociales, antimilitaristas y pacifistas firmantes manifestamos:

Los atentados de París forman parte de la guerra que el llamado Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh) mantiene con los estados que integran junto a EE.UU la coalición armada que interviene militarmente en Oriente Próximo. Coalición que consideran la principal causa de los males que sufren.

Sentimos como propias todas las muertes de esta y de todas las guerras, y condenamos a todos sus protagonistas, occidentales y orientales, que anteponen la ambición económica o sus objetivos militares a la defensa de la vida, situándonos en evidente riesgo a la población civil inocente de una y otra parte del mundo. La guerra es un crimen contra la humanidad y cualquier vida humana vale lo mismo, sea de donde sea.

Asistimos al dramático punto y seguido de cuatro años de guerra de la dictadura de Assad y sus aliados (Rusia, Irán, Hezbollah) contra la población civil siria, que han causado la inmensa mayoría de las casi 200.000 muertes mediante bombardeos aéreos y armas químicas, de las decenas de miles de detenciones y torturas, y de los millones de personas desplazadas y refugiadas. Las potencias occidentales junto a otras mundiales y regionales (Israel, Turquía, las monarquías del Golfo, Irán, Rusia...), enemigos de cualquier proceso transformador, se han dedicado a contrarrestar la influencia del movimiento árabe laico, convirtiendo las revueltas árabes, esencialmente noviolentas, en guerras civiles de difícil salida abandonadas a su suerte.

EEUU, Gran Bretaña y Francia, principalmente, han dejado que el conflicto en Siria se pudriera, tras la brutal represión gubernamental, para justificar una intervención militar directa que les permita avanzar posiciones. Siria cuenta con un apreciable volumen de reservas de petróleo que ambicionan controlar así como las propias conducciones energéticas que pueden transitar por su territorio. Algo similar ocurre con el transporte ilegal del petróleo a través del territorio turco, consentido hasta ahora por la OTAN y por distintos servicios secretos, y con el que se ha estado financiando el EI.

Los estados «occidentales» son responsables directos, entre otras, de las guerras y ocupaciones de Afganistán, Iraq y Libia, y han detonado también las de Siria y Yemen. Territorios que han bombardeado y en los que han armado a grupos, como el que ahora atenta en Europa, para que actuasen de acuerdo a sus intereses, provocando sufrimiento y odio que, inevitablemente, se vuelve ahora contra todos nosotros y nosotras.

No confiamos en «las soluciones» de aquellos que crearon el problema. Quienes presentan más guerra como solución, tan sólo ocultan su ambición capitalista. Su objetivo no es otro que el control de los recursos energéticos y de las materias primas de una geografía, históricamente disputada, que pretenden repartirse. Además, incrementan así los beneficios de su industria de armamento amiga, cuya cotización en bolsa se ha disparado de nuevo nada más escuchar «los tambores de guerra» aliados.

NO A LA GUERRA

Mientras que para los de siempre, «los de arriba», la guerra produce más dividendos, a la gente «de abajo» sólo nos produce más recortes de libertades, más destrucción, más empobrecimiento, más dolor y más miedo, enfrentándonos, peligrosamente, a sociedades y culturas diversas que necesitamos convivir y apoyarnos mutuamente. La intensificación de la guerra no acabará con los atentados, traerá más sed de venganza, más tragedia.

No queremos seguir siendo vasallos, ni víctimas de las políticas criminales de los estados que nos convierten en objetivo militar. ¿Qué podemos esperar de quienes representan la raíz del problema y se atrincheran en la retórica belicista arrastrándonos interesadamente a más violencia y, en consecuencia, a más sufrimiento?

Es imprescindible y urgente la movilización ciudadana, una revolución democrática y noviolenta que consiga el autogobierno necesario para romper con las políticas practicadas por «nuestros» estados en todo el mundo árabe musulmán, tanto en el Norte de África como en Oriente Próximo, cuya única intención es rediseñar sus fronteras para beneficio de los lobbies de la industria militar y de la energía.

Hay alternativas a este (des)orden internacional interesado y violento: embargo de armas, prohibición de su venta, de la compra de petróleo de contrabando y de toda financiación a las partes en conflicto, exigencia de un alto al fuego y desmilitarización del territorio; promoción de la deserción y apoyo a quienes desertan, cuyo número crecerá a medida que cese el abono de los salarios a los combatientes por el ahogo financiero (se intenta ocultar que las filas del EI también se nutren en buena parte de militares de las anteriores guerras, así como gente forzada a combatir bajo amenaza de muerte o, en otros casos, atraída por esa «nueva vida» retribuida económicamente, y no necesariamente ideologizada en extremo); despliegue de personal mediador y de interposición que colabore en un proceso de diálogo y reconciliación; apoyo a la población y sectores sociales de Siria partidarios de salidas pacíficas, organizaciones civiles, feministas, pacifistas, humanitarias, de ayuda a las víctimas, etc, de Siria; acogida de toda la población refugiada y desplazada y apoyo a la reconstrucción (no especulativa) del país para favorecer el retorno con condiciones de vida dignas; persecución penal de los criminales de guerra...

El mismo sistema que recorta aquí nuestros derechos sociales básicos, que convierte en mercancía nuestras vidas es el que llama a la guerra. Defendamos una cultura de paz que luche contra la violencia estructural de un sistema basado en la explotación y en la desigualdad, mantenido a través del control social y los ejércitos.

La guerra empieza aquí y podemos pararla también aquí, luchando contra nuestro propio militarismo: la pertenencia a la OTAN, las bases militares, el gasto militar, la industria de armas, la (in)cultura de la violencia, las relaciones políticas exteriores basadas en el engaño, la dominación, y el expolio para mantener, entre otras cosas, una dependencia energética suicida de recursos no renovables,...

Frente a la avaricia sangrienta de «los mercados» llamamos a la no colaboración con la guerra, a la cooperación internacional por la desobediencia civil contra el terrorismo de los estados que amenazan la seguridad del planeta; llamamos a la lucha social para satisfacer las necesidades sociales, humanas y ecológicas.

Hagamos que nuestras vidas, y no nuestras muertes, acaben con esta nueva-vieja guerra.

Zaragoza, planeta Tierra, a 23 de noviembre de 2015.

15M Vizcaya AA-MOC Albacete Aldea Nómada Antimilitarista Asamblea de Andalucía Alternativa antimilitarista.MOC Las Palmas Asamblea Antimilitarista de Madrid Asociación de Vecinos Jerónima Zaporta de La Cartuja Baja Anticapitalistas Aragón Asociación Canaria de Economía Alternativa Colectivo de Investigación de Alternativas al Modelo Militar de Defensa Utopía Contagiosa Chunta Aragonesista Dones X Dones Catalunya Espazo Aberto Antimilitar Grupo de Axitación Social Grupo Antimilitarista de Carabanchel Grupo Antimilitarista Tortuga (Elx) KEM- MOC Bilbao Kolectivo Antimilitarista de Medellin Mambrú (Alternativa Antimilitarista. MOC) Mujeres de Negro contra la Guerra Madrid Plataforma contra la militarización de Albacete Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucia RANA Red canaria en defensa del sistema público de servicios sociales(REDESSCAN) Red de Economía Alternativa y Solidaria de Aragón Txiapasekin (Plataforma Vasca de Solidaridad con Chiapas)

Este 10 de diciembre, denunciamos el cinismo de los gobiernos que celebran el Día Internacional de los Derechos Humanos mientras preparan y alientan guerras.

¿Te sumas? Envía el apoyo de tu grupo a mambru[ARROBA]nodo50.org


Marcha a la base militar de Morón

Martes 24 de noviembre de 2015
JPG - 16.8 KB

Más de un millar de personas han marchado este sábado a la base militar conjunta España-EEUU de Morón de la Frontera (Sevilla). Convocadas por la Plataforma Andaluza Contra las Bases Militares y la Guerra, que aglutina a más de una treintena de organizaciones andaluzas.


0 | 5 | 10 | 15 | 20 | 25 | 30 | 35 | 40 |...